El escrito de la OEP2019 ya ha sido
15 marzo, 2021
Ingenieros y los principios de necesidad y proporcionalidad
8 abril, 2021
Mostrar todo

Diferencias prácticas entre la preparación del escrito y del oral

Whatsapp
Share
Tiempo de lectura: 5 minutos

No se prepararan igual los dos exámenes

Una vez se ha celebrado el examen escrito de la oposición al cuerpo de Ingenieros Industriales del Estado, toca preparar el examen oral. La Academia T.E. ya estamos en ello y nuestros alumnos ya tienen más de un tercio del temario y ha podido realizar un simulacro de examen de idioma con la idea de saber cómo les podría ir si la prueba se hiciera pasado mañana.

Considerando que si se tiene un nivel de inglés suficiente, la preparación de este ejercicio no supone una gran carga de trabajo, todo el esfuerzo ahora debería estar centrado en el oral.

La dinámica de este examen difiere del escrito. Las mayores diferencias son las siguientes:

  • Son tres grupos de temas y no dos. De cada uno de ellos habrá que cantar un tema seleccionado al azar.
  • Si se quieren llevar todos los temas hay que estudiar 90 y no 60.
  • Todo el mundo cantará sus propios temas.
  • Los temas no se escriben para leerlos luego, sino que directamente se cantan.

Esto provoca que la forma de preparar el examen, necesariamente, tenga que ser distinta.

Hablaremos sobre ello a continuación dando al final otra serie de consejos de carácter más general.

Tomado de La Vanguardia del 1 de febrero de 2010. La respuesta, aquí.

Son tres grupos de temas y se canta uno de cada grupo

El hecho de que en el escrito se puedan escoger tres temas de los seis que el tribunal propone hace que la curva de probabilidad pueda ser aproximada, razonablemente, con una recta. La curva real la tenéis aquí.

En el caso del oral, el modelo matemático es muchísimo más fácil de obtener. Si estudias N temas de cada grupo, la cosa te irá bien con una probabilidad de (N/30)^3. Para el que no capte la diferencia entre ambas distribuciones de probabilidad, vaya esta tabla donde se muestra el porcentaje del temario a estudiar para conseguir una cierta tasa de éxito.

Lo que dice es que para que la cosa sea cara o cruz, en el escrito hay que llevar menos de la mitad de los temas, pero en el oral tienes que llevar el 80%. Para llegar a tener una certeza del 90%, en el escrito te vale con llevar el 75% del temario, pero en el oral los tienes que llevar casi todos.

La conclusión creemos que para todos debería ser evidente. No sale a cuenta dejarse unos pocos temas. Haz lo que tengas que hacer, pero si te has metido entre pecho y espalda, por decir un número, 27 de los 30 temas de cada grupo, creemos que no está justificado no tocar los 3 que te faltan.

La cosa cambia si solo puedes estudiar 15. En este caso igual intentar llevarlos todos te lleva al fracaso y quizá sea más sensato no estirar tanto la manga. Mejor tener una cierta probabilidad de que las cosas puedan salir bien que no la certeza de que no vas a aprobar.

Los umbrales que hemos puesto (15 y 27 temas) podrán variar para según qué personas, pero lo que todo el mundo tiene que tener claro es que estamos frente a una función cúbica y no estudiar un tema sale mucho más caro que en el escrito.

Son 90 temas

No se puede negar que hay que estudiar más temas. Ahora bien, la temática, en nuestra opinión, es mucho más agradable. Algunos temas incluso pueden servir para entender mejor según qué debates públicos. Esto no pasa tanto con los temas del escrito.

Por otro lado, tampoco se puede olvidar que ahora mismo sois máquinas adiestradas para matar (perdón para estudiar). Admitiendo todas las particularidades del examen, al final todos los temas hay que digerirlos. Malo será que, después de haberlo hecho con 20, 30, 40 o 60 temas, los 90 de ahora no entren más fácil.

No todo el mundo cantará los mismos temas

En el caso del escrito el que se aparte mucho de la media puede tener un problema. Si te apartas demasiado porque el tema es flojo, suspendes y ya está. Te lo mereces y poco hay que discutir.

Ahora bien, si das un enfoque alternativo al tema y es la primera vez que el tribunal lo escucha tras decenas de versiones convencionales, no decimos que vayas a suspender, pero tendrás que convencerles de que lo tuyo es bueno y merece el aprobado.

No queremos en esta entrada abrir el melón de la creatividad a la hora de exponer cualquier tema. Sirva lo anterior para llamar la atención de que, ante un camino ya establecido, quien se aparte llama la atención, para lo bueno y para lo malo.

¿Qué sucede en el oral? No hay caminos establecidos, por lo que el tribunal valorará sin referentes lo que digas.

Esto tiene algún inconveniente, pero una ventaja clara. Hay completa libertad a la hora de plantear los temas, siempre y cuando hables de lo que tienes que hablar, claro. No te van a comparar con nadie.

El examen será igual de exigente, pero quizá tienes la opción de no abordar algún aspecto que en otras circunstancias sabes que tendrías que tratar porque el resto de personas de tu academia, por ejemplo, lo van a comentar, pero tú no acabas de entenderlo.

Dicho de otro modo, asumiendo siempre que lo importante del tema se menciona en tu exposición, el resto del contenido puede ser confeccionado según tu criterio personal. Esto, a nuestra manera de ver, es algo tremendamente relevante.

Los temas se cantan

La exposición es oral. No sabemos por qué extraño motivo a esto se le llama cantar. Para ello tendréis como apoyo el guion que hayáis elaborado en 20 minutos. No existe, por tanto, la opción de pararse a pensar a ver cómo seguir.

Bueno, la opción existe, pero no conocemos a nadie que aguante 30 segundos sin decir nada pensando qué hacer. La presión provoca que uno arranque a hablar. Además, la situación genera tales nervios que a alguno le puede condicionar el resto del examen.

De este modo, la práctica es fundamental.

A pesar de ser una academia, tampoco vamos a decir que seamos la única manera efectiva para conseguirla. Hay otras muchas opciones, desde usar como conejillos de indias a quienes viven con vosotros hasta grabarse de algún modo y ver posteriormente la actuación.

Lo importante es coger tablas. No es lo mismo que el día del examen os quedéis en blanco y hayáis adquirido alguna técnico para solventar la situación que os pase por primera vez entonces. Este post está mínimamente relacionado con todo esto.

Consejos adicionales

En nuestras sesiones de cante van surgiendo ideas como las que siguen. Os comentamos algunas de ellas.

Una buena práctica consideramos que es resumir el tema en 2-5 minutos. Para ello hay que comprenderlo perfectamente y tener claras las ideas a transmitir. No es un ejercicio sencillo pero consideramos que si se hace la primera vez que estudiéis un tema el esfuerzo se amortiza en las sucesivas vueltas que le podáis dar.

En nuestra opinión, es relativamente sencillo saber cuándo os tocará el oral. Los primeros a principios de septiembre, los últimos a finales de octubre. Por tanto, podéis haceros ya una programación realista semanal, con holguras ante posibles imprevistos.

Algo que también podéis valorar es buscaros un compañero de viaje que esté en vuestra misma situación. A pesar de que habrá gente que os quiera más, en nuestra experiencia, no os pueden apoyar como ahora necesitáis. Uno de los objetivos del grupo de telegram era ser un cauce para encontrar a esa media naranja.

Otro aspecto que hay que tener en cuenta es vuestra salud mental y emocional. Opositar es duro y surgirán momentos en los que dudareis de todo. Otros quizá habéis puesto unas expectativas en la oposición muy altas y si veis que las cosas no van como teníais previsto igual entráis en crisis.

No sabemos si habéis pasado ya por esto o no, pero lo que es casi seguro es que estos momentos llegarán. De este modo, tenedlo presente e id pensado posibles soluciones.

Tener miedo no es malo. Lo que sí lo es es dejarse llevar por el pánico.

Contacto y comentarios

Como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí para tratar el contenido de este post o cualquier otro relacionado con la oposición.

Del mismo modo, agradeceremos cualquier comentario que quieras poner a esta entrada o cualquier otra del blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *