calendariofuncionarioingeniero industrialoposicionespreparación

¿Tiene sentido empezar a estudiar ahora para la oposición recién convocada?

Whatsapp
Share

Paracaidistas y bufandas

Mi conocimiento de la terminología no formal de la Administración es más bien pobre. Además, toda la aprendí pasados al menos mi primer trienio. Pensando en escribir esta entrada me ha picado la curiosidad y he mirado en el DRAE. Curiosamente, las dos palabras del título de esta sección están:

bufanda
Quizá del fr. ant. bouffante.

2. f. coloq. Gratificación extraordinaria que recibe de su empresa un trabajador.

paracaidista
4. m. y f. coloq. C. Rica, Ec., El Salv., Nic., R. Dom., Ur. y Ven. Persona que se presenta en un lugar sin haber sido invitada, o sin estar citada.

Lo de bufanda me lo comentó mi madre que se lo había oído a su padre. Lo de paracaidista me lo explicó mi anterior compañera de despacho. El significado que le dio es el de la RAE, pero particularizado a la Administración. Se refería, principalmente, a gente que concursa por probar suerte. Para aquellos no familiarizados con los concursos, típicamente el concurso sólo se saca cuando se sabe quién va a ganar. Por lo tanto, cualquier otro que se presente tiene muy pocas oportunidades de éxito.

Nos vamos a centrar en esta figura y en su aplicación a la presente convocatoria.

Análisis de la realidad

El análisis acaba pronto. El examen lo aprobará aquel que sea capaz de desarrollar de una manera coherente y equilibrada los tres temas que escoja de los seis posibles.

¿Y qué pasa con los otros 57? ¿Nadie te preguntara algo de ellos en el resto de la oposición? No. ¿Me estás diciendo que si estudio 3 temas y tengo la suerte que me salen en el examen puedo aprobar el primer examen? Sí. Ahora bien, haz cuatro números y verás que si vas por ahí, igual gastas toda tu vida laboral en intentarlo y quizá no lo consigues.

Nota del autor: podemos decir que, de manera aproximada, una persona puede estudiar del orden de 10 temas al mes.

Paracaidistas

No se sabe cuándo a va a ser el examen, pero, si tuviéramos que apostar dinero, apostaríamos un máximo de 10€ al 6 de abril. Quedan por tanto, en el momento que se escribe esto, unos dos meses. Según nuestra estimación, se pueden estudiar unos 20 temas en este periodo, seguramente alguno más. Quien lo haga debería estudiarse los temas que considere sencillos, mientras que el que se estudia los 60 se estudia los sencillos y complicados.

Con estos datos, si vamos a esta entrada, veremos que su probabilidad de éxito es del 25% (12 temas del grupo I y 8 del grupo II). ¿Es una probabilidad alta o baja? Dependerá de cada uno, pero lo que es evidente es que cuando esa persona leyó esto su probabilidad era 0%. Lo que es también evidente es que si cuatro personas lo hacen, al menos en teoría, 1 de ellas podría aprobar el examen y ponerse al mismo nivel que el resto de opositores. Puede aprobar la oposición como cualquiera de los que empezó hace meses a estudiar.

¿Me tiro o no me tiro?

La decisión es muy personal. Nuestra postura es la siguiente.

Si quieres de verdad aprobar algún día la oposición, algún día tendrás que ponerte en marcha. Por otro lado, cuantas más horas le dediques, más probabilidades tienes de éxito. Por tanto, si suspendes, el año que viene, por lo menos, sabrás lo que es estudiar los temas y alguno te debería sonar. Si apruebas, te acabas de ahorrar un año.

Entendemos que a muchos este planteamiento os echa para atrás. Todos tenemos en la cabeza de que a los exámenes hay que ir perfectamente preparados y no hay que ir a probar suerte. Sí y no.

A los efectos del examen, los que irán mejor preparados serán los que cumplan con lo que se ha dicho en el “Análisis de la realidad” anterior. Los que hayan optado por llevarlos todos sin medir si de este modo pueden pasar el listón en cada uno, sentimos decirlo, pero ya habéis suspendido. Los que hagan lo que decimos tenéis una cierta probabilidad de aprobar.

Si este examen se hiciera una vez cada semana, uno puede esperar. Como es una vez cada año y además con un número de plazas variable, qué queréis que os diga, si me sale bien la jugada, he triunfado y, si no, el año que viene me sale mejor seguro.

Periodo de vigencia de este post

Si somos consecuentes con lo que decimos, siempre tendrás una posibilidad de que te salgan 3 temas de los tuyos. Cierto. Ahora bien, el arrancar a estudiar lleva un tiempo y hasta que se saca un rendimiento decente de tus horas de estudio igual pasan unas semanas. Sin tener ni idea de cuándo podría ser el examen, creemos que quizá en 2-4 semanas ya no tiene mucho sentido ponerse. Evidentemente, se puede intentar y ayudaremos a todos aquellos que se lo planteen, pero nos parece que se podría estar estirando demasiado la cuerda.

Contacto

Como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí para tratar el contenido de este post o cualquier otro relacionado con la oposición.

Post siguiente

Publicada la convocatoria correspondiente a la OEP2018

Post anterior

Particularidades del temario de la oposición de este año

Tete Exposito

Tete Exposito

4 Comentarios

  1. mari
    6 febrero, 2019 at 19:26 — Responder

    Quizá lo que tendría sentido es empezar a estudiar hoy, pensando en sacarte las oposiciones del año que viene (para las de este año… está dificil la cosa).

    • 6 febrero, 2019 at 20:53 — Responder

      Vamos a ver si centramos el debate.

      Evidentemente, si a fecha de hoy empiezas a preparar el examen escrito de la convocatoria que viene, cuando quiera que sea ésta, no cabe duda que irás estupendamente preparada. Como decía un profesor mío del colegio, podrás llevar los temas en endecasílabos. Dicho de otro modo, lo más probable es que apruebes y con buena nota. ¿Cómo te irá en el resto de la oposición? Ni la más remota idea, pero, a priori, todo el mundo tras la fecha del escrito estará al mismo nivel que tú, por lo que podríamos decir que tu victoria ha sido pírrica.

      Ante esta situación, ¿qué proponemos? Lo que decimos, de algún modo, es que si tienes claro que quieres sacarte la oposición y no tienes nada mejor que hacer estos dos meses, dedícate a estudiar como un auténtico h… de p… ¿Las ventajas? Tienes alguna opción de aprobar y ahorrarte un año. ¿Y si suspendes? Ya has echado un buen número de horas estudiando, por lo que te quedarán menos para controlar los temas del escrito. Por otro lado, puedes seguir preparándote el oral para seguir sumando horas de preparación, que te vendrán bien el año que viene. ¿Inconvenientes de este planteamiento? Si aceptamos como válida la hipótesis, es decir, que no tienes nada mejor que hacer en estos dos meses, la verdad, no vemos ninguno.

  2. Nuria
    12 junio, 2019 at 19:53 — Responder

    Yo lo que veo es que la hipótesis de que en un mes te estudias 10 temas es muy optimista. Para hacer un test y tener suerte de acertar algunas, vale. Pero tener esa expectativa para un examen de desarrollo me da la sensación de que nunca te has preparado unas oposiciones.

    • 13 junio, 2019 at 17:00 — Responder

      Lo diré de otro modo. En 6 meses hay gente que se mete entre pecho y espalda los 60 temas del escrito. Diré más, de abril a septiembre de este año (6 meses) habrá gente que se tendrá que meter los 90 temas del oral.

      En el primer caso salen los 10 temas por mes, término medio, y en el segundo la cosa sale a unos 15 por mes, término medio. ¿Qué ha podido pasar para que la gente aumente su productividad de forma tan salvaje? Seguramente el hábito.

      No puedo negar que quizá es muy complicado el primer mes llegar a ese nivel de desempeño, pero, en cualquier caso, no es imposible.

      Sobre lo que comentas de que da la impresión de que jamás he preparado unas oposiciones, te puedo decir que me las preparé y al final las acabé aprobando. Quizá las que tú has preparado sean de otra tipología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *