Charla informativa OEP2020
21 junio, 2021
Publicada la Oferta de Empleo Público para el año 2021
28 julio, 2021
Mostrar todo

Establecer prioridades

Whatsapp
Share
Tiempo de lectura: 5 minutos

Centrarse en lo importante

Llevamos ya un tiempo preparando la oposición. La mayor parte de los opositores llevan a cabo una buena gestión de las prioridades. No obstante, siempre hay casos en los que se pierde tiempo y tranquilidad preocupándose de cosas que, quizá, no son especialmente relevantes y aportan poco.

En esta entrada hablaremos sobre los criterios para escoger en qué cosas que convendría centrarse si se quiere aprobar una oposición en un plazo asumible. Este mensaje se puede extrapolar a cualquier otro ámbito de la vida.

La entrada iba a ser corta. Más que nada porque lo que hay que decir se dice rápido y porque en el fondo este post es una prueba a ver qué tal queda con la nueva apariencia de la página web, la cual esperamos que os guste. Por algún extraño motivo ha salido tan larga como muchas de las anteriores.

Posibles preocupaciones en una oposición

Son varias y diversas. Ponemos algunas a modo de ejemplo. Unas serán relevantes en el momento previo al hecho de opositar y otras pueden surgir una vez estás en el proceso.

  1. ¿Seré capaz de realizar el esfuerzo que supone la oposición?
  2. ¿Habrá gente más lista que yo que me pueda quitar la plaza?
  3. Si algo sale mal este año, ¿saldrán plazas el año que viene?
  4. Creo que el examen no me ha salido bien, ¿será eso que creo que me ha salido mal lo que me pueda causar el suspenso?
  5. ¿Cómo debería ir vestido al examen?
  6. Soy de los primeros (de los últimos) en participar en la oposición, debido a mi apellido, ¿resultaré penalizado o beneficiado por esto?
  7. Conozco a algunos de los que participan el mismo día que yo y sé que son muy buenos. Yo no lo soy tanto. ¿Van a fijar ellos el nivel del aprobado y me va a resultar más complicado aprobar que en otras circunstancias?
  8. ¿Qué pasa si no me da tiempo a tratar uno de los epígrafes en el examen?
  9. ¿Qué tengo que estudiar de cada tema?
  10. ¿Cuánto tiempo tengo que estudiar para aprobar la oposición?

Podríamos seguir, pero lo vamos a dejar aquí. Si en los comentarios ponéis más cosas para estar preocupado y poderse así calentar la cabeza, las iremos incluyendo.

Posible clasificación de las preocupaciones

Por no divagar en exceso solo hablaremos una posible clasificación.

¿Tengo algún margen de actuación sobre el objeto de la pregunta? ¿Tengo yo el control de la situación?

Analizaremos las preguntas anteriores según esto.

  1. Pregunta absolutamente relevante sobre la cual tienes, a priori al menos, todo el control. Tú conoces tus circunstancias y deberías tener una idea al menos aproximada de lo que es opositar. Tiene todo el sentido hacérsela.
  2. Ni lo sabes ni lo podrás saber nunca. No está bajo tu control. Nuestro consejo es que te olvides de ella ya que no te va a llevar a ningún lado.
  3. No lo sabes ahora y seguramente cuando lo puedes saber ya te dará igual. No está bajo tu control. De nuevo, nuestro consejo es que te olvides de ella. No te va a llevar a ningún lado y seguramente te perjudique más que ayude si estás vivo en el proceso.
  4. Si el examen ya está hecho, poco puedes hacer. Dependes de cómo lo vea el tribunal, el cual es posible que tu error no lo considere tan grave o ni se dé cuenta del mismo. También puede pasar que sea justo todo lo contrario y lo que creías que era una tontería es un fallo de concepto que invalida por completo el tema. En cualquier caso, ya no está bajo tu control. Nuestro consejo va en línea a lo expresado en los puntos anteriores, es decir, relájate y disfruta.
  5. Completamente bajo tu control. Nuestra recomendación, sencillo a la par que elegante.
  6. De nuevo, poco puedes hacer. No está bajo tu control. Limítate a hacerlo lo mejor posible.
  7. Como en el caso anterior, poco puedes hacer, ya que no tienes nada bajo tu control. De nuevo, hazlo lo mejor posible.
  8. En un examen “normal” solo hay que sacar más de 5. En una oposición también hay que aprobar, pero además hay que hablar de todo lo que te piden en un tiempo determinado. Si no lo haces, se podría considerar que no has cumplido con las reglas establecidas y por eso mereces un suspenso. Esta interpretación algo fundamentalista puede ser que no sea la que aplique el tribunal. En cualquier caso, como no sabes qué criterio emplearán, lo único que tiene sentido hacer es intentar controlar el tiempo. Afortunadamente, sobre esto sí que tienes control.
  9. En este caso tienes todo el control. Ahora bien, aún y así alguien podría pensar qué hacer. Hacemos una mención al final del post.
  10. En este caso quizá el control no es total, ya que la vida es sumamente terca y te deja el tiempo que te deja. Sin embargo, teniendo esto claro, nadie te obliga a opositar. Si lo haces deberías estar convencido que existe una probabilidad de poderlo conseguir razonablemente elevada (aquí cada uno fija su umbral) y poner todo de tu parte para conseguirlo.

Para el que no le haya quedado claro

Hay ciertas cosas en la vida sobre las que tienes un cierto control y otras que te vienen dadas. Hoy llueve o hace sol. Tú decides si te llevas en chubasquero o las gafas de sol. Tienes margen para actuar y ajustarte a la realidad.

Si quieres intimar con alguien, conseguir un trabajo, ver una película concreta un día y hora concreto, estar en primera línea de playa o cenar hoy en tu restaurante preferido con todos tus amigos del coro está claro que las cosas no solo dependen de ti. Lo único que te queda es ser especialmente encantador, vender tu burra en la entrevista, comprar las entradas con suficiente antelación, levantarte pronto o reservar antes.

Sin embargo, una vez que has hecho esto, ya nada se puede hacer. Solo te queda esperar y ver si al final has conseguido lo que te proponías. De algún modo, si no tienes nada en común con esa persona, alguien se ha presentado con un mejor CV, no eres el único que quería ver esa película, estar en primera línea o comer allí y no has llegado a tiempo, no podrás conseguir en ese intento lo que querías. Eso no quita para que aprendas de los errores y lo intentes otra vez.

Lo único que tiene sentido es procurar que aquello que depende de ti hacerlo bien. Todo aquello que no, despreocúpate. A todos los efectos, te viene dado.

Pequeño matiz

En el caso de la oposición alguien podría pensar, ¿y qué es lo que tengo que hacer bien? Existe una respuesta a esta pregunta para cada uno de los exámenes.

El tribunal ha publicado los criterios de valoración del escrito y del examen de idioma (aquí y aquí). Es de esperar que se publique un documento como los anteriores para cada uno del resto de exámenes. Sabiendo qué es lo que se va a valorar, muchas de las preguntas que se os puedan ocurrir deberían estar allí respondidas, directa o indirectamente.

Recomendamos encarecidamente que leáis esos documentos. Si suspendéis la oposición será porque no se os podía aprobar (de acuerdo a los criterios que el tribunal han acordado y publicado). No por otros diferentes.

Contacto y comentarios

Como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí para tratar el contenido de este post o cualquier otro relacionado con la oposición.

Del mismo modo, agradeceremos cualquier comentario que quieras poner a esta entrada o cualquier otra del blog.

2 Comments

  1. Susana dice:

    Hola, me gustaría tener el enlace a la charla. Muchas gracias por la web, los consejos y vuestra dedicación , son muy útiles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *