Comentario al documento “Orientaciones para el cambio en materia de selección en la Administración General del Estado”
2 junio, 2021
Procedimiento de colaboración para la preparación del caso práctico (OEP2019)
17 junio, 2021
Mostrar todo

Comentario a las notas del escrito de la OEP2019

Whatsapp
Share
Tiempo de lectura: 5 minutos

Han salido las notas del escrito

Han salido el martes y el sábado va a ser el examen de idioma. Esperamos que a todos aquellos que no seáis de Madrid el billete de lo que sea no os salga especialmente caro.

Las ideas más relevantes las hemos comentado ya en este hilo de twitter. Las dos situaciones que se pueden suscitar (aprobar o suspender) las comentamos ya el año pasado en una entrada con prácticamente el mismo título que esta. La hemos vuelto a leer y creemos que las ideas generales siguen teniendo vigencia, por lo que os animamos a seguir el enlace, tanto si os ha pasado una cosa como la otra.

En lo que sigue desarrollaremos alguna de las ideas del hilo y plantearemos cuál podría ser el calendario del resto de la oposición.

Sobre los aprobados y suspendidos

A pesar de que se habla de ellos en el artículo del enlace de arriba, consideramos necesario recordarlo.

Suspender es una putada, sobre todo si no te lo esperabas, pero no es el fin del mundo. Eso sí, por un principio elemental de prudencia, lo suyo sería aprender de lo que ha pasado, con la idea de no repetir lo mismo el año que viene. Si decides presentarte de nuevo, claro. Como no dijo Einstein, “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”.

Aprobar está muy bien, pero imaginamos que todo el mundo es consciente de que de los 124 que quedan, como mucho, serán funcionarios el año que viene 40. Convendría seguir manteniendo la tensión. Más que nada porque nadie tiene garantizado ahora mismo ser uno de los posibles 40.

Relevancia de los criterios de valoración

El tribunal está publicando los criterios de valoración de los distintos exámenes. Los del examen escrito los tenéis aquí. Simplificando mucho, se valoran dos cosas: el fondo y la forma.

Consideramos que este año los comentarios que se puedan dar a aquellos que quieran saber por qué han suspendido debería estar centrados. Al ser los criterios públicos, el opositor podría decir que, en base a ellos “considero que mis tres temas son al menos para un 5” y el tribunal no podría escabullirse (idealmente) con lugares comunes o vaguedades no ajustadas al caso concreto.

Vaya por delante que el examen, por definición, está suspendido. No se puede pretender convencer al tribunal de que en realidad estás aprobado, explicándoles el motivo por el cual no te entendieron en un primer momento. Vas a que te digan los motivos por los cuales no has pasado la prueba, que tendrán que estar previstos en los criterios conocidos por todos. No se puede entrar al detalle, pero sí decir que cuando tú creías que dabas datos relevantes, igual no lo eran tanto, o que el tema adolecía de coherencia, por poner un par de ejemplos.

Consideraciones fácticas

Sobre los datos

Los distintos tribunales han ido sacando en los últimos 4 años sendas memorias (OEP2015, OEP2016, OEP2017 y OEP2018). En ellas en la última página tenéis los aprobados por cada examen. Se han agrupado en la siguiente tabla.

2015 2016 2017 2018
Aprobados escrito 75 102 88 79
Aprobados idioma 67 90 81 64
Aprobados oral 31 50 44 31
Aprobados 23 37 31 26

El tribunal incluye un dato sobre los presentados a los exámenes. Siendo este un parámetro relevante, no se ha considerado. Se ha simplificado la tabla asumiendo que los que aprueban un examen son los mismos que se presentan al siguiente.

Con los datos anteriores se puede calcular la letalidad de cada examen.

2015 2016 2017 2018
Aprobados escrito 100% 100% 100% 100%
Aprobados idioma 89% 88% 92% 81%
Aprobados oral 46% 56% 54% 48%
Aprobados 74% 74% 70% 84%

Con lo anterior, se puede proyectar qué pasaría si los patrones anteriores se repiten este año. Partimos de 124 personas aprobadas del escrito. En cada iteración se ha redondeado el resultado al entero más pequeño, es decir, X,9 se convierte en X y no en X+1.

2015 2016 2017 2018
Aprobados escrito 124 124 124 124
Aprobados idioma 110 109 114 100
Aprobados oral 50 60 61 48
Aprobados 37 44 42 40

Tenemos 2 casos en los que no habría problema, ya que no aprueban más de 40 personas. En los otros dos, si el tribunal decide suspender a un 2 o 3% más por examen, respectivamente, cubriría las plazas.

Con esto lo que queremos poner de manifiesto es que manteniendo el mismo patrón que viene siguiendo, con ligeros matices en según qué casos, el tribunal puede cubrir las plazas.

Sobre el calendario

Parece estar claro que el examen oral y el caso práctico deberán ser entre el 1 de septiembre y el 4 de diciembre. La primera fecha porque el optativo de idioma acaba a finales de julio y no parece factible que el oral sea en agosto. La segunda porque la convocatoria salió el 4 de diciembre de 2020 y en ella se daba un plazo de un año para todo el proceso.

Hasta la fecha el tribunal ha citado a dos personas por día en el examen oral. De este modo, en una semana pueden examinar a 10 personas.

En base a los datos históricos, supongamos que el examen de idioma lo suspenden, como máximo, un 20% de los opositores. Estaríamos hablando que el oral lo harían entre 98 y 124 personas. Traducido a semanas, entre casi 10 y algo más de 12.

¿Cuántas semanas hay entre el 1 de septiembre y el 4 de diciembre? Unas 13.

Conclusiones de lo anterior

Parece obvio que algo habrá que hacer.

Hay varios parámetros con los que jugar. El obvio sería a cuántos se suspende en el examen de oral. Ahora bien, hay otros, como, por ejemplo, modificar cómo se realiza el oral o asumir que no se puede realizar la oposición en un plazo de 12 meses.

Si se optara habrá que suspender a más gente en el idioma únicamente, igual habría que suspender al 30% de los convocados para tener casi un mes para sacar las notas del oral, convocar el caso práctico y corregirlo. Esto supondría una escabechina brutal, nunca conocida en la oposición y quizá difícilmente justificable.

Otra opción sería intentar colocar a más gente cada día. Es un mayor coste para el tribunal, pero desde el punto de vista del bien común parecería lo más apropiado.

Algo que no sabemos hasta qué punto es posible es que, directamente, el ministerio se dé a sí mismo una ampliación de plazo. Si lo fuera, parecería lo mejor para todos.

Veremos cómo acaba todo. Por si acaso, dado que subir el nivel de inglés es complicado en estos pocos días, recomendaríamos practicar el arte de coger apuntes, en el cual quizá sí que hay margen para mejorar en el tiempo disponible.

Como ya hemos dicho, y para tranquilizar a aquellos que hayan podido entender eso, el tribunal no tiene ninguna necesidad de apartarse en demasía de sus ratios habituales. Que nadie entienda de esta entrada que como no tenga el C1 que se vaya olvidando de aprobar la oposición.

Oferta de preparación

En años pasados en esta sección hacíamos un poco de autobombo por si alguien se quería unir a nosotros. La experiencia nos dice a estas alturas está todo el pescado vendido y que nadie tiene motivos suficientes para cambiar de preparador.

No obstante, hay que intentarlo. Los interesados que nos escriban siguiendo el enlace de la siguiente sección.

Contacto y comentarios

Como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí para tratar el contenido de este post o cualquier otro relacionado con la oposición.

Del mismo modo, agradeceremos cualquier comentario que quieras poner a esta entrada o cualquier otra del blog.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *