ingeniero industrialmust readpreparación

Volver a empezar

Whatsapp
Share

Ahora mismo estáis leyendo lo que escribisteis el pasado 12 de noviembre. Todos esperáis aprobar. Algunos lo harán y otros, desgraciadamente, no. Hay otro grupo que ya sabe que lo que le toca. Aquellos que no pudieron escribir tres temas y tuvieron que levantarse al poco de empezar el examen. Para ellos, especialmente, está dedicado este post.

Aprobar esta oposición no es más que estudiar mucho y llevar todos los temas a cada examen. Además podremos sumar otros factores como la suerte, pero creo que estaremos todos de acuerdo que se necesita más a la suerte cuanto peor llevas los temas.

Cuando decimos estudiar mucho significa estudiar mucho todos los temas. Es decir, no estamos diciendo saberse al dedillo la mitad, tres cuartas partes o el 99% de los temas. Estamos diciendo el 100%, los 150 temas.

Consideramos perfectamente normal que la primera vez que alguien se presente no los pueda llevar todos. Son muchos y quizá algunos puedan sonar a chino (con más horas de estudio todos, al final, son comprensibles). La excusa de no llevarlos todos la segunda vez empieza a no ser creíble. Evidentemente, siempre hay casos, pero si partimos de la base de que quien se plantea sacarse una oposición puede dedicar a la semana, al menos, 20 horas de estudio, el no llegar debería hacernos plantear algunas cosas.

Una vez que ya nos hemos estudiado los temas una primera vez, a partir de ahí podríamos decir que la labor pasa a ser de mantenimiento. Para esto, lo suyo es haber previsto que el estudio nos va a llevar más de un año y tener todo el material en algún formato que sea fácilmente editable.

De este modo, en nuestra opinión, si persistís y ponéis de vuestra parte, en algún momento acabareis aprobando. Aquellos que lean esto desde el Ministerio seguro que sabrán de personas que encajan en esta situación, entre los que se encuentra el redactor de esta entrada.

¿Qué significa poner de vuestra parte? De forma muy resumida, estudiar, con un mínimo de criterio, en todos aquellos momentos que no estéis trabajando, durmiendo o llevando a cabo actividades que os permitan seguir vivos. ¿Cuándo habría que empezar a estudiar? En el momento que se sabe que hay plazas, es decir, desde que sale la Oferta de Empleo Público.

¿Qué significa persistir? Pues seguir año tras año hasta que se consiga. Aquí hay poco que explicar.

¿Es esto fácil? No.

Es muy duro saber que no podrás dedicar tiempo a tu pareja, familia u ocio con la esperanza de sacar algo que quizá ese año no consigues.

Es muy duro suspender.

Es muy duro volver a estudiar algo que ya te has estudiado una, dos o más veces.

El que no apruebe la oposición, probablemente, será porque no puede pagar este precio. No creemos que sea porque no tenga la capacidad para hacerlo, pero cada uno tiene su situación personal y no siempre podemos hacer lo que hubiésemos querido. Imagino que todos tendremos numerosos ejemplos de esto.

Toda esta entrada surge de una conversación que tuve con una persona que no pudo escribir los tres temas. En la conversación salió la palabra fracaso. Es una palabra que no creo que se deba emplear en este contexto. No creo que nadie que se haya planteado sacarse esta oposición y al final no lo consiga pueda considerar que ha fracasado. Sobre todo si lo ha intentado estando trabajando y por ello ha tenido que renunciar a cosas realmente importantes. Mostrar una clara determinación por algo y ponerse a ello en cuerpo y alma no creo que pueda ser nunca causa de ningún fracaso.

Dicho lo anterior, conviene no perder de vista que opositar es como las drogas. Es muy difícil dejarlo. Cuando lo has hecho muy mal porque el año que viene te saldrá mejor. Cuando lo has hecho muy bien porque el año que viene seguro que apruebo. Y siempre, porque sería una pena tirar a la basura todo este esfuerzo sin haber conseguido nada a cambio (buscad costes hundidos en google y su relación con la toma de decisiones).

Para finalizar, aquí tenéis un enlace a un podcast realmente interesante sobre el hecho de dejar algo. Para aquellos que estéis pensando cómo practicar el examen de idioma, os recomendamos los podcast de esa página, ya que en todos ellos tenéis la transcripción de lo dicho.

Como siempre, puedes ponerte en contacto con nosotros aquí para tratar el contenido de este post o cualquier otro relacionado con la oposición.

Post siguiente

Tras el examen escrito

Post anterior

Resumen y estadísticas de 2016

Tete Exposito

Tete Exposito

2 Comentarios

  1. 28 noviembre, 2016 at 13:48 — Responder

    Muchas gracias por el envío de este correo. Yo me encuentro dentro de los que forman parte de los que nombrais como "fracasados". Así es como me sentí cuando comprobé en el examen mi incapacidad para contestar uno solo de los temas del examen. A decir verdad, era consciente de que necesitaba mucha suerte para aprobar ya que llevo poco tiempo con ello (desde Septiembre 2016) y los avances eran muy lentos. Ahora, me ha servido para darme cuenta de la dureza real de esta oposición, hecho que antes desconocía y la experiencia ha sido muy positiva. Seguiré intentándolo, así que desde aquí,quiero agradecer los ánimos tanto de Nacho, como de Alberto y Adolfo durante las ponencias de los lunes en las que estaba leyendo durante la preparación (si hay algún preparador más, que me perdone pero creo que sólo con vosotros tres he realizado las lecturas este año y siempre) Son ejemplos de vuestra disposición para ayudarnos. Espero que el año próximo nos podamos conocer ya que éste, desgraciadamente, solo he podido conocer a Nacho antes del examen (en el Rodilla) y me perdí la comida en el restaurante. El lunes siguiente al examen volví al Ministerio pero no fue posible localizaros. Después de todo este rollo, sólo agradeceros, una vez más vuestra ayuda y ánimos para el examen. También quiero desear mucha suerte a los compañeros que se están examinando ya que todos vamos en el mismo barco. Un abrazo

  2. 28 noviembre, 2016 at 13:49 — Responder

    Muchas gracias a ti Alex. Ha sido un placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *